El Consejo internacional de centros comerciales (International Council of Shopping Centers, ICSC) ha dado a conocer su informe bianual sobre el impacto socioeconómico del mercado inmobiliario minorista europeo en la feria MAPIC. El informe resume el poder que el sector inmobiliario minorista tiene sobre la economía local, desde el PIB hasta la creación de puestos de trabajo, así como los beneficios para los consumidores.

  • El ICSC estima que en Europa, el sector inmobiliario minorista proporciona directamente más de 27 millones de puestos de trabajo, es decir, una de cada ocho personas trabaja en el sector.
  • El volumen de negocio del sector inmobiliario en la Unión Europea alcanzó los €2.789 millones en 2016.
  • Las ventas minoristas en la UE generaron €1.727 millones en ingresos fiscales en 2016 de los cuales aproximadamente el 27 % se realizó en centros comerciales.
  • Más del 90% de las operaciones minoristas en la UE en 2016 se realizaron en una tienda física. Incluyendo la contribución online de estas tiendas, el número se elevó a un 94% hasta un total de €2,394 billones.

“El sector inmobiliario minorista está prosperando en Europa, al igual que en el resto del mundo", afirma Tom McGee, presidente y CEO de ICSC. “El sector sigue adaptándose en las necesidades de los consumidores y se enfrenta a una variedad de formas y tamaños. Seguirá siendo un pilar fundamental de crecimiento económico, social y comercial y que es beneficioso para la vitalidad de las comunidades locales".

ICSC prevé que para 2022, los mileniales aumentarán previsiblemente su gasto en bienes y servicios en un 110% de €10.047 en 2012 por persona a €21.053, el mayor incremento por grupo de edad. Para 2022, esta generación también habrá cambiado la distribución de sus gastos. Se gastará una proporción ligeramente mayor de sus ingresos discrecionales en alimentación, ocio y entretenimiento, hoteles y restaurantes, y otros bienes y servicios. Se gastará relativamente menos en la vivienda (del 30% al 25%).

McGee continúa: "Para 2025, los milénicos superarán a la generación del boom de natalidad, convirtiéndose en el grupo demográfico más grande de Europa y, al entrar en el período de sus vidas donde más gastan, va a ser un grupo de consumidores importante y un motor esencial de la demanda inmobiliaria comercial. Esta generación es diferente de sus predecesores y quiere experiencias de su agrado, que van desde la interacción física con el producto antes de la compra a disfrutar de una comida con amigos y familiares. Los bienes inmobiliarios comerciales ofrecen este punto de contacto a los consumidores que no se pueden replicar desde el hogar o desde ningún otro sitio".

Las principales tendencias destacadas en el informe incluyen:

El comercio físico sigue siendo el canal de compras dominante, el crecimiento de las ventas online se ralentiza

El gasto total en el comercio minorista en la UE en 2016 fue de 2.544 billones, por encima de los €2.491 billones de 2015. De esta cifra, €2.394 billones, o el 94,4 % provinieron de las ventas en tiendas físicas y de la contribución online de esas tiendas. Las ventas online puras sólo representan el 4,4 % del total de ventas minoristas en la UE en 2016. El 1,5 % restante proviene de otras ventas fuera de las tiendas.

Empleo flexible y economía liderada por bienes inmobiliarios comerciales

El mercado minorista comercial genera en total más de 27 millones empleos, lo que corresponde al 12,4 % del empleo total en la UE. La industria del comercio al por menor propone políticas laborales flexibles y el 49 % de la mano de obra mayorista y minorista europea en 2016 eran mujeres. Esta flexibilidad también reduce los "excesos" de mano de obra y permite a los minoristas gestionar mejor sus días y horas pico. También es una ventaja para la generación más joven, ya que casi el 20 % de las personas entre 15 y 24 años trabajan en el sector mayorista o minorista.

Según el informe, las tasas fiscales de las tiendas y los centros comerciales también atestiguan el valor que ofrecen estos establecimientos a su comunidad, más allá de la venta. Si bien cada país tiene diferentes impuestos de venta e IVA, las ventas minoristas de la UE en 2016 generaron €1.727 millones en ingresos tributarios, situándose un 27 % de estas ventas en centros comerciales. Estos miles de millones se reinvierten en la comunidad local, en sitios como escuelas y servicios gubernamentales y de emergencias.

La renovación y la diversificación siguen siendo herramientas fundamentales para atraer a los consumidores

Con el continuo crecimiento de las ciudades, las tiendas físicas existentes se están remodelando y rediseñando para garantizar que el local esté adecuadamente equipado para satisfacer las necesidades actuales de los arrendatarios actuales y para que los consumidores sigan destinando una gran parte de sus ingresos discrecionales a ocio y servicios. Los propietarios inmobiliarios están diversificando su surtido de inquilinos para incluir segmentos no minoristas, como operadores de catering, gimnasios y centros de bienestar y una amplia gama de educación, cultura y entretenimiento.

Los socios de ICSC pueden descargar el informe de forma gratuita en  www.icsc.org.

Acerca de ICSC

ICSC presta servicio al sector inmobiliario comercial mundial. Ofrece a nuestra red de más de 70.000 socios en más de 100 países recursos valiosos, conexiones y análisis del sector y colaboramos de forma activa para dar forma a la política pública. Más información sobre ICSC en www.icsc.org.

"El comunicado en el idioma original, es la versión oficial y autorizada del mismo. La traducción es solamente un medio de ayuda y deberá ser comparada con el texto en idioma original, que es la única versión del texto que tendrá validez legal".