En 2010, Avinor se fijó el objetivo de automatizar las tareas de mantenimiento invernal. En marzo, se realizó una demostración de retirada autónoma de la nieve en el aeropuerto de Fagernes, y este invierno, Avinor va aún más allá y probará dos quitanieves autónomas en el aeropuerto de Oslo. El proyecto es uno de los primeros a nivel mundial donde las grandes máquinas operarán de manera autónoma para desepejar la nieve de las zonas aeroportuarias.

“Para Avinor, la innovación es importante. En el futuro, muchas tareas en el campo de la aviación se resolverán de diferentes maneras a las de hoy en día. Avinor quiere probar su autonomía y, por supuesto, ve un potencial de racionalización en el futuro gracias a las nuevas soluciones para las operaciones de invierno, pero también en otras áreas. Avinor está a la vanguardia en las pruebas de esta tecnología, pero es esencial que se garantice la seguridad en cada una de ellas”, comenta Margrethe Snekkerbakken, vicepresidenta ejecutiva de seguridad, medio ambiente y estrategia de Avinor.

Formación basada en la cantidad

Las pruebas se llevarán a cabo en condiciones normales de invierno, desde finales de año hasta el 2019 de abril. El objetivo es un mínimo de 40 operaciones completas utilizando la misma tecnología básica que en Fagernes. Durante estas operaciones, los vehículos serán controlados de cerca y contarán con un conductor en el sitio que puede intervenir si es necesario. El objetivo es lograr tantas operaciones como sea posible para los vehículos autónomos, con el fin de aprender y seguir desarrollando el sistema.

“Podríamos compararlo con el trabajo de un piloto en un avión. La tecnología es responsable de algunos de los trabajos, pero siempre debemos estar presentes para observar y, si es necesario, intervenir”, explica Vidar Snerten, director técnico de operaciones aéreas del aeropuerto de Oslo.

Los vehículos autónomos serán probados como convoyes quitanieves y como quitanieves independientes, de modo que Avinor pueda compartir sus experiencias con los aeropuertos sin convoyes quitanieves.

A la espera de un invierno con mucha nieve

 “El invierno pasado se acumularon más de tres metros de nieve y tuvimos que preparar los sistemas de las pistas un total de 814 veces, por lo que las condiciones climáticas deben ser perfectas para las pruebas en el aeropuerto de Oslo", afirma Henning Bråtebæk.

"Estamos deseando comenzar a realizar las pruebas y formar parte del desarrollo de esta moderna tecnología para la limpieza de la nieve. La tecnología avanza a grandes pasos y proyectos como este permitirán a Avinor estar entre los mejores del mundo en términos de operaciones invernales”, concluyó Bråtebæk.

"El comunicado en el idioma original, es la versión oficial y autorizada del mismo. La traducción es solamente un medio de ayuda y deberá ser comparada con el texto en idioma original, que es la única versión del texto que tendrá validez legal".