La bolsa neoyorquina no ha sabido digerir el doble frente abierto, entre los flojos resultados empresariales y datos de paro allí, junto con la decepcionante rueda de prensa del presidente del BCE, Mario Dragui, que se ha limitado a supeditar cualquier plan de estímulo a la petición expresa de países como España. Pérdidas, por tanto, generalizadas en Wall Street donde el Dow Jones cede un 0,73% hasta los 12.876 puntos.

Recortes también en el caso de los índices restantes. El tecnológico Nasdaq clava los 2.900 puntos con una caída del 0,62%, mientras que el S&P 500 cede un 0,77% hasta los 1.364 puntos.

Dos datos de empleo marcan este jueves: el del lado público corresponde a las peticiones semanales de subsidio por desempleo en Estados Unidos, subieron en 8.000 personas, hasta una cifra total de 365.000. Cifra eso sí por debajo de la pronosticada por los analistas consultados por Bloomberg que esperaba una media de 370.000 peticiones.

El segundo dato de la jornada. La firma privada Challenger, Gray & Christmas da mensualmente a conocer las cifras de desempleo privadas y en el caso del mes de julio, el número de planes de despidos de las compañías estadounidenses se redujo por segundo mes consecutivo, incluso aunque los recortes de empleos persistieron especialmente en el sector financiero que redujo 6.156 empleos en julio, el mayor número desde enero.

Otro frente macroeconómico viene de la mano de la Oficina del Censo que publicará datos sobre los pedidos a fábricas de junio, que se espera hayan aumentado un 0,6%.

En el apartado empresarial, el foco se coloca este jueves sobre General Motors como claro reflejo del estado del consumo mundial. El gigante automovilístico reportó unas ganancias de 1.500 millones de dólares, un 40% menos que el mismo periodo del año anterior. Se trata de unas cuentas lastradas por la ralentización del viejo continente donde GM registró unas pérdidas netas de 400 millones de dólares. Los analistas esperaban unos ingresos de 38.600 millones, según el consenso de Thomson Reuters, con lo que los resultados se colocan por debajo de expectativas al registrar ingresos por valor de 37.600 millones.

Por cierto que el fabricante de Blackberry, RIM, ha anunciado despidos que podrían ascender hasta los 3.000 trabajadores y se suma a las 2.000 personas que ya perdieron su empleo el pasado mes de junio, lo que demuestra las dificultades económicas por las que atraviesa la compañía.

Pendientes también del repunte de las acciones de Green Mountain Coffee Roasters después que en la preapertura se disparasen un 14,40%, un día después de que la compañía reportara ganancias trimestrales que superaron las expectativas. La compañía también anunció planes para recomprar hasta 500 millones de dólares en acciones.

El miércoles, Yelp reportó resultados trimestrales que mostraron un crecimiento de ingresos sólido y una pérdida neta más pequeña de lo esperado.

Se esperan asimismo resultados de DirecTV, el favorito para aumentar las ganancias hasta los 1,14 dólares por acción e ingresos por valor de 7.200 millones, mientras que se espera que Kellogg reporte ganancias de 84 centavos por acción e ingresos de 3.400 millones.

El dólar cayó frente al euro, la libra esterlina y el yen japonés.

El petróleo para entrega en septiembre subió 44 centavos, a 89,35 dólares el barril.

Los futuros del oro para entrega en agosto subieron 30 centavos, a 1,604 dólares la onza.

Bonos : El precio de los bonos del Tesoro a 10 años de EE.UU. cayó, empujando el rendimiento hasta el 1,53% desde el 1,43% del jueves.