La junta general ordinaria de accionistas de Tubacex ha aprobado el reparto de un dividendo de 0,0944 euros por acción, con cargo a los resultados de 2006. Esta cifra supone un incremento del 21,7 por ciento con respecto al del año anterior y el mayor de su historia. Con esta remuneración, el payout (porcentaje del beneficio dedicado a dividendos) es del 40 por ciento.
El grupo ha indicado que para este ejercicio prevé un año excepcional en el que se volverán a batir las cifras de ventas y resultados, gracias a la buena situación de la economa mundial y los altos precios del petróleo. Altos precios que favorecen la demanda de tubos de acero inoxidable por la activación de inversiones en el sector. En 2006 Tubacex logró un beneficio neto de 30,95 millones de euros, es decir un 21,7 por fciento más que en el ejercicio anterior, mientras que las ventas consolidadas del ejercicio han alcanzado los 538,82 millones de euros, un 25,2 por ciento más.