Diversificar es una de las claves para conseguir buenos resultados. Sin embargo, muchas empresas no lo hacen de manera efectiva, Según Bernabé Gutierrez esto podría estar penalizando a Gamesa en EEUU.
Hay dos grandes errores que cometen las compañías a la hora de hacer negocios en Estados Unidos. Errores que quizás esté cometiendo Gamesa.
 
Uno. Creer que el factor político es un asunto exclusivo del lobby. Por ejemplo, Gamesa ha gastado durante el 2010 alrededor de $140,000 en lobby (Quinn Gillespie & Associates), mientras que Vestas, uno de sus principales competidores, apenas llega a los $60,000 (Capitol Tax Partners). Sin embargo, Vestas presenta una mejor perspectiva de futuro, según HSBC plc.
 
Dos. Obviar los beneficios que se obtienen cuando se integra activamente el elemento macro político en la estrategia de negocio. Esto es, si está implementando Gamesa su acción táctica y estratégica con estas variables: las elecciones electorales de Noviembre y los resultados de las mismas; un escenario de gridlock y lame duck para el 2012; la debilidad del mercado económico y la falta de voluntad política; los subsidios del estado de Pennsylvania (donde Gamesa tiene su cuartel general); el riesgo político entre EEUU y China; Capitol Hill, la entrada de nuevos competidores en el mercado estadounidense, etc.
 
El inversor no debe de olvidar que la denominada “energía limpia o verde”, dentro de la cual está la eólica, depende en gran parte de los contratos, legislación y subsidios gubernamentales, ya sea a nivel estatal, federal; o la repercusión de fracasos globales como Copenhague—máxime cuando las ventas internacionales de Gamesa representan el 89% (datos primer trimestre de 2010).
 
En definitiva, y en un contexto de creciente competitividad, incertidumbre política y debilidad económica, se nos antoja esencial que tanto el inversor como Gamesa comprendan que integrar el factor macro político, en este caso la actuación de Washington D.C, es fundamental. Y que ello no es un asunto exclusivo de lobby, tal y como hemos dicho.