Con la situación de crisis económica actual en España, y desconfianza hacia los bancos y hasta el estado, esta es una pregunta muy habitual.
Voy a intentar responderla de una manera lo mas sencilla y directa posible, comentando las alternativas disponibles y ventajas e inconvenientes de cada una. Pero antes, daré algunas reglas generales que se aplican a todos los casos:

Reglas generales:

1. No existe ninguna inversión ni producto financiero sin riesgo. Todos los productos financieros, incluso los que se comercializan como garantizados, o los bonos de cualquier estado soberano tienen riesgos. Lo importante es entender que riesgos se corren con cada producto y elegir el/los productos con los riesgos que se desean asumir- a cambio de una rentabilidad proporcional a ese riesgo.

2. La rentabilidad va unida al riesgo. Si queremos lograr mayor rentabilidad hay que asumir mayores riesgos. Pero lo contrario no siempre es así, es decir, asumir un mayor riesgo no siempre va acompañado de mayor rentabilidad. La clave aquí es entender los diferentes productos financieros para saber elegir cual nos da mayor rentabilidad para el nivel de riesgos que queremos correr.

3. Diversificación: Diversificar es tan sencillo como no poner todo el dinero en el mismo saco (empresa/emisor). Usando fondos de inversión hoy en día es muy sencillo y barato diversificar y diversificando se logran reducir muchos riesgos, sin que se reduzca la rentabilidad media esperada.

Alternativas actuales para inversiones seguras:

1. Repartir los ahorros en cuentas corrientes o depósitos a plazo de varios bancos diferentes:

En España, la opción tradicional para tener el dinero “seguro” era tenerlo en plazos fijos en el banco. Ante la desconfianza en los bancos la respuesta mas habitual ha sido la de diversificar el riesgo, y seguir usando plazos fijos pero poniendo el dinero en varios bancos, idealmente con un límite máximo de 100,000 euros por banco para beneficiarse de la garantía añadida del fondo de garantía de depósitos.

Ventajas:

• Para perder el dinero en un depósito tendría que pasar lo siguiente: que el banco quiebre, que en su liquidación o venta no se obtenga dinero suficiente para devolver el dinero a los depositantes, que el fondo de garantía de depósitos no tenga dinero o no quiera rescatar a ese banco, y que el estado tampoco quiera o pueda rescatar a ese banco, poniendo en riesgo a todo el sistema financiero español.

• La rentabilidad ofrecida es fija, es decir, no depende de lo que pase en la bolsa, los tipos de interés o cualquier otra variable financiera.

• La rentabilidad ofrecida es relativamente atractiva, ahora hay depósitos/plazos que ofrecen hasta cerca del 5%.
Inconvenientes:

• La gran mayoría de los bancos españoles, incluyendo todos los grandes y todos los que se evaluaron en los recientes (falsos) test de stress de Oliver Wyman están ya en quiebra técnica. Por quiebra técnica me refiero a que si no fuera por la inyección de liquidez que les da el BCE, no hubieran podido seguir funcionando. La mayoría de los bancos que operan en España (pero no todos) optaron en los últimos años por crecer a un ritmo superior al que se lo permitían sus recursos propios recurriendo a financiación externa. Esta financiación externa se obtuvo por la emisión de bonos. Para pagar los tipos de interés mas bajos posibles los bancos en lugar de emitir bonos a largo plazo, el plazo igual al de la inversión que financiaban, decidieron emitir bonos a corto plazo, que son mas baratos pero que tienen el riesgo de la refinanciación. Ahora, cuando ha llegado el momento de refinanciarlos, los bancos no encuentran quienes les compren nuevos bonos y el BCE ha tenido que rescatarles dándoles cerca de 400,000mn de Euros (un cifra equivalente al 40% del PIB español). Los bancos españoles siguen funcionando, pero no porque no tengan problemas y estén mal gestionados, tienen problemas y están mal gestionados.

• El Fondo de Garantía de Depósitos: Este fondo nunca ha tenido dinero, ni en sus mejores años para hacer frente al pago de los depósitos de ningún banco mediano o grande en España. Su función es la de dar confianza a la gente, que así piensa que sus ahorros están mas seguros. Cuando recientemente se aumentó el importe garantizado hasta 100,000 euros, el objetivo era el mismo, transmitir confianza a la gente pero al fondo no se le dotó de mas dinero para hacer frente a estas nuevas garantías. De hecho el fondo ya hace cerca de un año que se quedó sin dinero cuando tuvo que rescatar a algunas cajas de ahorros pequeñas. El funcionamiento interno del FGD y su estructura y gestión es una autentica vergüenza pero esto ya lo dejaremos para otro artículo.

• La garantía estatal. Si el banco y el FGD fallan, siempre nos queda recurrir al estado. De hecho el estado ya ha rescatado con dinero público a varios bancos haciendo efectiva esta garantía. El problema aquí esta en la probabilidad de que el estado Español siga teniendo el dinero y los políticos la voluntad de rescatar a mas bancos en el futuro.

• Falta de diversificación: Incluso si tenemos el dinero repartido en varios bancos, nuestro dinero estará en riesgo si un sólo sector (el bancario) y en un sólo país (España) tiene problemas. La realidad es que el sector bancario español ya tiene problemas por lo que esta supuesta “diversificación” para mi ya no es suficiente.

Si buscamos un sitio seguro donde poner nuestros ahorros, en mi opinión los depósitos bancarios no lo son. Invertir en depósitos es financiar a entidades que YA tienen problemas financieros, están mal gestionadas y solo logran continuar operando gracias al apoyo estatal. Si usted confía en los políticos y en su gestión, quizás no le importe dejar su dinero en entidades que ya tienen problemas porque valora la garantía estatal. Yo personalmente no confío en las promesas de los políticos ni en las medidas económicas que están tomando por lo que esta garantía no me ofrece ningún valor.

Aclarar, que continua habiendo algunos bancos pequeños que en los últimos años no recurrieron a financiación externa para crecer y que han seguido una gestión bancaria prudente por lo que tienen ratios de morosidad muy bajos y tampoco tienen problemas de financiación. Tener depósitos en estos bancos si que continua siendo una alternativa como inversión segura.

2. Bonos del Estado.

Tradicionalmente, no sólo en España sino también a nivel internacional los bonos soberanos de estados que emiten su propia moneda han sido considerados como las inversiones mas seguras. Había dos motivos para esta seguridad:

1. Si el estado emite su propia moneda nunca se verá forzado a dejar de pagar un bono, ya que aunque no tenga dinero, lo puede emitir (darle a la maquina de imprimir billetes) y pagar con este nuevo dinero a los inversores del bono que ha vencido.

2. Los estados no solían tener niveles elevados de endeudamiento ni déficit, eran entidades financieramente sanas.
En la actualidad, y en el caso Español, los motivos que nos hacían confiar en los bonos soberanos ya no están ahí. España ya no puede emitir mas moneda o devaluarla si necesita mas recursos, la autoridad para tomar este tipo de decisiones se ha delegado al Banco Central Europeo. Y las finanzas del estado ya no son “sanas”, el nivel de deuda pública se ha elevado por encima del 70% del PIB y se espera que alcance el 100% del PIB antes de doce meses y lo que es mas preocupante, el déficit público continua demasiado elevado y no hacemos mas que consistentemente incumplir todos los compromisos públicos de reducirlo. Aunque la famosa prima de riesgo, esta lejos de máximos actualmente, si buscamos inversiones seguras hay que buscar inversiones con la menor “prima de riesgo” posible, no la un país con un riesgo real de no poder devolver sus deudas en el medio y largo plazo.

3. Fondos de inversión que invierten en bonos soberanos de Estados “sanos”.

España, como entidad emisora de bonos soberanos ya no cumple las condiciones necesarias para considerar sus bonos como inversiones seguras pero hay países, dentro de la zona euro con mejor “salud financiera”. Aunque todos los países de la zona euro han perdido la autoridad monetaria que antes tenían, países como Alemania no tienen problemas de financiación por lo que sus bonos soberanos a corto plazo si que pueden ser considerados como una alternativa. El mercado de instrumentos de renta fija todavía no esta informatizado ni centralizado como los mercados de acciones y los costes de operar en él siguen siendo elevados para inversores no institucionales por lo que para comprar bonos soberanos de estados europeos “mas sanos” yo recomiendo usar fondos de inversión. Pero hay que tener cuidado ya que muchos de los fondos de inversión que dicen invertir sólo en bonos soberanos europeos de países de “máxima solvencia” en realidad si que invierten en bonos tanto españoles como italianos y hasta griegos y algunos también usan instrumentos derivados, añadiendo una capa de riesgo al fondo.

Yo recomiendo mirar los detalles de la composición del fondo y los instrumentos que utiliza para asegurarse de que realmente sólo invierte en bonos de estados soberanos seguros y de que no utiliza derivados financieros. Aunque los pocos fondos “honestos” que invierten bien en este mercado son una mejor alternativa que los depósitos bancarios, sigue habiendo un problema hasta con estados como el alemán o el americano, sus niveles de deuda son preocupantemente elevados. Aunque el mercado de momento no esta viendo el riesgo real de estas inversiones, a medio y largo plazo sigue existiendo un riesgo elevado de que estos estados también tengan problemas para refinanciarse.

Ventajas:
• Sencillez y bajo coste de invertir en fondos de inversión.
• El dinero ya no esta en el banco, esta en una cuenta custodio.
• Se diversifica el riesgo soberano frente a invertir en bonos de un solo país.
Inconvenientes:
• Casi la totalidad de fondos de inversión que dicen invertir solo en Estados Soberanos estables luego no lo hacen y para obtener mayor rentabilidad también invierten en países con problemas (que ofrecen mayor rentabilidad) y usan derivados financieros para reducir sus costes (con el consiguiente aumento de riego).

Oro

Huyendo de los bancos y los gobiernos muchos inversores han acabado invirtiendo en oro. El oro ha logrado preservar su valor frente a la inflación a lo largo de la historia y su valor no depende de las decisiones de bancos o gobiernos. De hecho, el oro nos logra aislar del problema actual con las monedas fiduciarias, las monedas fiduciarios como el euro o el dólar son monedas cuyo valor no esta respaldado por ningún activo, sólo por una promesa del emisor de esa moneda (el BCE o la Fed en estos casos). El oro logra eliminar esta dependencia de los estados y los bancos centrales que tienen las monedas fiduciarias. ¿Es el oro la solución para mis ahorros? Desgraciadamente yo creo que tampoco, el oro logra preservar su valor a través de los siglos pero no a corto plazo. De hecho el valor del oro se ha multiplicado ya por mas de 4 veces en los últimos 12 años. Invertir en oro para evitar la crisis actual hubiera sido una excelente idea hace 12 años, invertir en oro ahora ya no lo es. Comprando oro ahora estamos invirtiendo en un buen activo, a un precio muy superior al precio al que representaría una buena inversión. Como ocurre con las inversiones en acciones, las buenas empresas no son siempre buenas inversiones como accionista.

Ventajas:
• Existen ETF’s para comprar oro de forma sencilla y barata.
• El oro no es un activo fiduciario, su valor no depende de ningún país.
• El oro ha demostrado que mantiene su valor a largo plazo pesar de la inflación.
Inconvenientes:
• El precio del oro ya se ha multiplicado por 4 en los últimos 12 años, es una burbuja financiera y comprar a estos niveles de precio ya no ofrece protección contra la inflación.

4. Divisas consideradas “refugio”, francos suizos, países nórdicos, dólar australiano o canadiense.

Otros inversores, huyendo del euro han buscado refugio en inversiones en monedas fiduciarias de países de fuera de la zona euro y considerados como estables: franco suizo, coronas noruegas y suecas o libra esterlina. Los países emisores de estas monedas tienen una situación fiscal mucha mas estable que la de los países del Euro pero eso no se traduce necesariamente en que sus divisas sean una buena inversión a los niveles actuales. Estas divisas han estado tan demandadas en los últimos trimestres que su cotización a llegado a niveles de burbuja especulativa y lo difícil en los próximos trimestres será no perder dinero con ellas. Como ocurre con el oro, si hubiéramos sabido lo que iba a pasar y hubiéramos invertido en ellas hace años, si que nos hubieran servido de protección, pero comprar a estos niveles ya no es seguro ni es una inversión estable de bajo riesgo.

Ventajas:

• Sencillez, casi cualquier banco permite tener cuentas corrientes en otra divisa.
• Ofrece protección a corto plazo contra una potencial salida del euro o devaluación.
Inconvenientes:
• Las divisas refugio están viviendo su propia burbuja y están cotizando a unos niveles no adecuados a su valor fundamental. Comprarlas hace unos años hubiera tenido sentido, comprarlas a estos niveles ya no.