Notas de la Conferencia Anual de Goldman Sachs en Tokyo.

Muchos de los asistentes, inversores y hedgies globales han trasladado sus oficinas de Tokyo a Singapur o Hong Kong. ¿La principal razón?· Impuestos más bajos, hasta un 26% menos.

¿Es una buena decisión? La política y la legislación fiscal importa. Y la conexión global mucho más.

Por ejemplo. La nueva legislación europea en materia de hedge funds y capital privado, conocida como AIFM, podría afectar a Singapur y Hong Kong. ¿Por qué?

Porque dicha legislación se aplicaría a todos las gestoras de fondos con clientes establecidos o con conexión en Europa, independiente del lugar en el que esté domiciliada.

Por tanto, lo realmente importante es obsevar la "conexión" con los inversores europeos y sus consecuencias.

Por ejemplo, dicha legislación europea podría atar a las gestoras situadas en Hong Kong y Singapur, afectando a los salarios, decisiones sobre apalancamiento, etc., ya que hasta el 50% de los inversores situados en ambos enclaves asiáticos provienen de Europa. Y es que lo global macro importa.

Por ahora, Sayonara Tokyo.

Lea el artículo completo en el Blog: Global Macro