La dimisión del presidente de Astroc, Enrique Bañuelos, ha devuelto la "euforia compradora" a Astroc. Pese a que los expertos recomiendan "no fiarse" del todo, lo cierto es que la compañía lleva dos días desatada. Sus títulos suman este viernes en torno a un 12 por ciento y, en la última sesión, el valor se disparó más de un 38 por ciento. Habrá que ver hasta dónde llega el proceso de “lavado de cara” de Astroc -tras el desplome de la compañía y la “puesta en cuestión” de todo el sector inmobiliario-. Un proceso que se ha llevado por delante a su fundador y presidente, en plenas negociaciones de fusión con la catalana AISA. La intención es integrar esta compañía en el grupo que Astroc tiene previsto formar con Rayet Promociones y Landscape. La noticia dispara la cotización de la compañía.
Si las negociaciones de fusión culminan como está previsto, los accionistas de referencia del grupo resultante serían Nozar -que ya dispone del 24,9 por ciento de Astroc- y Genís Marfa -presidente de AISA-, que, sin embargo, no sumarían la mayoría del capital. Según Aisa, la integración con Landscape, Rayet Promoción y Astroc culminará antes de finales de año y supondrá un "salto cualitativo" en el sector, con la creación de un grupo "con vocación de crecimiento". Estos son los planes que tienen como objetivo “recuperar la credibilidad” en una compañía denostada, tras ser la “cabeza de turco” en el “pinchazo de las inmobiliarias”. Y es que la historia de Astroc es una historia de éxito y exhuberancia. Una historia de subida vertical, de especulación y de excesos que ha acabado pagando. Un 1000% de subida ha llegado a alcanzar en bolsa la empresa presidida por Enrique Bañuelos y son muchos los inversores que, atraídos por el oropel de revalorizaciones de Astroc, han sacado tajada apostando por la valenciana. Pero son muchos también los que han sufrido con la caída en picado de su cotización. En lo que va de año, las acciones de la compañía retroceden más de un 67 por ciento. En bolsa Si nos fijamos en los gráficos de Astroc, los analistas técnicos señalan que Astroc no es un valor apto para inversores de perfil conservador, porque la tendencia bajista es muy firme y no ha hecho figura de vuelta. Diego Herrero, subdirector de renta variable de Gestifonsa, recomienda “ no estar en el sector inmobiliario y, de estar, hacerlo a través de Realia”. Y José Manuel Ollero, jefe de análisis de NOESIS, recomienda "no mirar Astroc mientras no presente una estructura alcista", porque el valor está en caida libre. Y es que, pese a rebotes como el de las dos últimas jornadas, cree que "seguirá cayendo". Astroc ha terminado en bolsa en los 12,75 euros, después de recuperar un abultado 38,74%