Wall Street busca romper este viernes una racha de siete semanas consecutivas con saldo negativo. Las esperanzas de que la Fed no tendrá que acelerar las subidas de tipos para contener la inflación son suficientes para que los índices abran al alza en un mercado que intenta marcharse de puente (el lunes cerrará el parqué) con los ánimos renovados.