Tras un cierre mixto en Wall Street y la sesión asiática, las bolsas europeas suben y el Ibex 35 no es una excepción: sube un 0,8% por encima de los 8.800 puntos. En la parte alta del selectivo IAG, Solaria y los bancos. En una jornada en la que las eléctricas se toman un respiro de las caídas.