E.ON con una subida del 5% se ha echado el Dax a cuestas, además como contagia a RWE que sube casi 3%, entre los dos están haciendo que el Dax esté tan fuerte. Los demás índices se limitan a seguir a Alemania. En pleno mes de agosto, con el poco volumen que hay, cualquier cosa se magnifica. Tampoco hay que olvidar que seguimos en dinámica de rebote técnico, donde el futuro del Dax rebotó en los 9.000 psicológicos puntos.

Limita las ganancias la colección de malos datos macro que siguen saliendo, hoy el de producción industrial de la eurozona, con -0,3% cuando se esperaba +0,3% sigue recordando que vamos claramente cuesta abajo. También la inflación de Alemania y de España, ambas en el peor nivel desde hace muchos años.