Ya vimos ayer que el precio de apertura todavía estaba muy por encima del precio de las nuevas acciones, y además todos los análisis que ha salido a posteriori en prácticamente todas partes lo único que hacen ver es que siguen las dudas acerca del sector español y la necesidad de una consolidación al mismo tiempo que propuestas concretas para poder superar la difícil situación de futuro que tienen.
 
En estos momentos ya estamos rozando la sobreventa y podría empezar a ser un fuerte aliado, pero la situación es realmente peligrosa para todo tipo de accionistas, así que quizá el valor empezaría hacer atractivo cuando se calme la situación, porque ahora el miedo pasa al resto de valores.
 
popular