Fuerte creación de empleo, niveles ya cerca de la tasa de desempleo natural….pero lo cierto es que estancamiento en la evolución salarial. Esto ocurre en USA….pero, ¿se imaginan que fuera el futuro previsible para el resto de las grandes economías?.



http://www.imf.org/external/pubs/ft/fandd/fda.htm



Lo cierto es que quizás no pueda extrapolarse. Es importante en este sentido recordar que la economía norteamericana lleva ya casi cuatro años de expansión, sin haber podido recuperar niveles de inversión previos a la Crisis. Muchos economistas alertan de la desigualdad social, ya desarrollada antes de la Crisis y que ahora incluso se vuelve a acentuar. Una media de crecimiento salarial del 2 % como hemos visto de forma recurrente en los últimos meses puede esconder una evolución bien diferente entre los empleos de mayor cualificación y los de menos. Una disparidad en el tipo de empleo, donde el empleo manufacturero sale perdiendo..







Los últimos datos de empleo en USA también mostraban una ligera mejora en la cifra de desempleo de largo plazo, pero que más que doblaba a la tasa de desempleo oficial del 5.5 %. Además, se mantenía sin cambios la tasa de actividad en los niveles bien anteriores a la Crisis.

¿Qué ocurre en el mercado de trabajo norteamericano? ¿tan roto está que todas las variables parecen un puzzle donde faltan piezas? Quizás desde este punto de vista sea comprensible la actitud de una parte de la Fed que pide tiempo para entenderlo. Pero, por otro lado, también lo es la petición del resto de actuar lo antes posible con respecto a la normalización monetaria para evitar males mayores.

Entre medias, las empresas necesitan tener visibilidad a futuro para invertir, además de unas condiciones financieras laxas. Y esto conlleva evitar que los efectos de esta política monetaria artificialmente laxa se convierta en un obstáculo más, incertumbre, que dificulte la recuperación de la inversión productiva.





Algunos economistas, como el que desarrolla la nota del FMI que mencionaba al principio y de la que he extraido los gráficos que he utilizado, advierten sobre una variable nueva en el futuro: el deterioro del factor demográfico. Bajo este punto de vista, el riesgo a futuro ya no será tanto la combinación de desempleo y desigualdad como desigualdad, desempleo e inflación. Naturalmente, con la mejor posición para los trabajadores de alta cualificación. Y con un ritmo de crecimiento potencial más bajo que en el pasado, lastrado por la relativamente baja inversión, productividad y demografía.





José Luis Martínez Campuzano

Estratega de Citi en España