Aquí tenemos otro cambio de dirección en el mercado.

El último cambio de dirección, que nos ha alejado de la zona de mínimos ha venido propiciado por Wall Street, que ha reaccionado a los datos de reservas semanales de crudo que tienen aquí:

Reservas semanales de crudo caen -3,9 millones de barriles cuando se esperaba un incremento de 1,5.

Reservas semanales de destilados suben 1,5 millones de barriles cuando se esperaba un descenso de 0,1.

Reservas semanales de gasolina suben 0,4 millones de barriles cuando se esperaba un incremento de 0,9.

Bajada de reservas en vez de subida, esto es muy positivo para el precio del crudo.

Como pueden ver, ha sido una bajada de la reservas, por lo que sí lo unimos al descenso del dólar, tenemos que el SPDR de energía es el mejor ahora mismo de Wall Street subiendo 0,67% y la debilidad del dólar también está ayudando a que el de materiales suba 0,2%.

Lo anterior está haciendo que estos sectores ganen algo de aliento y ayuden a reducir las pérdidas, tanto como para poner a Europa en positivo.