Como se puede ver, el viernes cerró muy lejos de máximos pero marcando muy bien dónde está la resistencia, pues tampoco pudo pasar esa zona en los máximos relativos del mes pasado, los mínimos de diciembre.

Sabemos que el acuerdo para la congelación de la producción no es algo estelarmente positivo para el precio del crudo porque la producción la mantiene alta, pero es un primer paso, algo que casaría más con una lateralidad que con un disparo al alza del precio muy pronunciado.

De momento el techo de ese movimiento está claro y ahora hay que estar atentos para ver si buscamos un swing bajista.

Hay que irse haciendo a la idea de que el crudo nunca parece que va a volver a ser lo que era porque ya ponen techo de demanda en 2035 por la mayor eficiencia de los motores de los coches y el paso de gigante de los eléctricos:

 
wti