Como se puede ver en el gráfico adjunto al cierre de ayer, la fuerza comparada lleva favoreciendo a Wall Street desde comienzos del año porque  tiene máximos decrecientes y ha perdido el soporte de la lateralidad anterior. Como se puede ver, este indicador está pegado a la directriz bajista que viene desde los máximos del año, lo que debemos combinar con ese HCH invertido que tiene el Stoxx 600 y que, ojo si se activa porque puede darnos ventaja en el corto plazo.

 
stoxx600