Estados Unidos ha tenido una apertura superior al 1% y va camino del 1,5% de media en los índices generales. Tampoco sorprende que los sectores del SP 500 que más están sacando en positivo de todo el asunto serán los bancos, con el de servicios financieros subiendo 2,03% y el de bancos 1,95%, ya que esos sectores en Europa son los que mejor lo están haciendo con los bancos subiendo 4,5% y los servicios financieros 4,74%.
 
También en Estados Unidos está viendo un efecto que aparece en Europa, ya que en nuestro continente el súper sector de viajes y ocio sube 4,96%, las petroleras 3,28% y los recursos básicos 4,01%. Si esto lo traducimos a Estados Unidos, tenemos que el sector de energía sube 1,32% y el de materiales 1,56%. La razón de todos estos que acabamos de comentar está en la debilidad que tiene el dólar, ya que se tomó como una especie de activo refugio en los cruces con el euro y con la libra. Ahora mismo el eurodólar sube 0,55%, pero en la libra dólar está subiendo 2,07%, por lo que hay una debilidad del billete verde en estos dos cruces, algo que le encanta a las materias primas.
 
Ver a las materias primas muy animadas, con el crudo de referencia en Estados Unidos subiendo casi el 2%, debería ser algo negativo para el súper sector de viajes y ocio, pero no lo es, porque se están rebajando las expectativas de la opción de salida en el referéndum de Reino Unido de esta semana. El desgraciado asesinato de una diputada que militaba en el bando a favor de la pertenencia, está levantando la empatía de los ciudadanos, lo que vuelve a poner como opción preferida la permanencia dentro de la Unión Europea. Es el motivo que está animando muchísimo al mercado, ya que se aleja un poco ese desastre casi bíblico que se prevé si hay una salida en el referéndum. Si se aleja, entonces el verano puede no tener sobresaltos por este flanco y la economía no se vería dañada, de momento, y las exportaciones y turismo tampoco.