En estos momentos la mayoría de sectores del SP 500 están en negativo con el de materiales bajando -0,44% pero también el financiero -0,63%.
 
La cuestión básica en estos momentos es que el sector de manufacturas ha decepcionado, pues el PMI ha bajado con respecto al mes anterior y el ISM de manufacturas también, por lo que son los últimos datos del sector de este tipo del último mes del primer trimestre, por lo que poco a poco se va confirmando que el producto interior bruto va a ser más débil que el del último trimestre de 2016.
 
Esto no sólo es un punto negativo para la economía, dentro del crecimiento, sino que tampoco vamos a tener un apoyo muy fuerte para que la Reserva Federal aumente el número de subidas de tipos de interés de tres a cuatro, de ahí que el sector financiero sea uno de los más perjudicados.
 
En Europa, también nos estamos alejando muchísimo de la zona de máximos del día y además en el gráfico a día debemos tener cuidado por si dentro de la sobrecompra dejamos figuras bajistas.
 
La mayoría de los súper sectores de Europa ya están en negativo con el bancario el peor de todos con un descenso de -1,05% ya que sigue haciendo mella y daño el ver que la inflación se ha debilitado y que el BCE apuesta por calmar a todos pensando en que no hay un cambio de tendencia en su política más pronto que tarde, aunque las fechas de término del programa cuantitativo siguen adelante y dentro de poco comenzara la primera reducción de compras mensuales.