Wall Street se ha contagiado de las alzas muy importantes que tiene Europa y ellos tienen sus propios motivos para mantener las subidas, todos centrados en los resultados de JP Morgan.
 
Recuerden que la temporada de resultados hay un valor de un sector que es el que empieza primero y después suele ser seguido por el resto, así que si el primero tiene buenos resultados, el resto sufre el contagio del movimiento porque todos los operadores descuentan el mismo resultado en todos ellos. Con el tiempo, según van saliendo, se va modelando la respuesta, así que no es de extrañar que el sector en el SP 500 esté subiendo más del 1%.
 
Por otro lado, el otro protagonista, en sentido negativo, son las petroleras ya que ayer el recuento de reservas semanales de crudo creado por el Instituto API marcó un incremento de las mismas de 6 millones, y las cifras oficiales han dado un número superior a las del API, por lo que en este momento las petroleras es uno de los pocos sectores del SP 500 que está cayendo.
 
Con todo, sigue habiendo mucha precaución con el resultado de la reunión entre productores de crudo que tendremos el fin de semana que viene, pero nos hemos metido en una especie de espiral de autoaceptación de que habrá una participación importante del incremento del precio del crudo en la inflación, ya que el dólar sigue mejorando mucho y está subiendo cerca del 1% con respecto al euro, lo que también es un apoyo para el sector bancario.
 
De momento no se ve en el mercado ninguna atención a los datos macroeconómicos que hemos tenido en el día de hoy, unas ventas minoristas peores de lo esperado y que están en negativo, otro descenso de los precios de producción industrial y además unos inventarios empresariales que han bajado, y fuertemente, las ventas, lo que se conjura todo en un conjunto que presionará a la Reserva Federal para no acelerar la subida de tipos de interés, pero ahí es donde entra la espera al resultado de la reunión de productores de crudo de este fin de semana, ya que la economía puede apuntar hacia un sitio, los datos macroeconómicos del primer trimestre estar un poco contenidos, pero si los productores empiezan a apretar las tuercas, la inflación de la energía empezará a subir, y es uno de los factores temporales que considera la Reserva Federal junto con un estancamiento de la economía de China, que hoy ya hemos visto que es un punto a favor por esa subida fuerte de las exportaciones, aunque todavía estén dentro del efecto del nuevo año lunar.