Una vez abierto de Estados Unidos, Wall Street empieza con problemas en el sector bancario poniendo de relieve que los comentarios de Trump diciendo que el dólar estaba demasiado caro, podría crear un ambiente alrededor de la subida de tipos de la Reserva Federal no tan positivo para los bancos. Durante las últimas horas han aparecido algunos miembros de la Reserva Federal quitando hierro asunto de la inflación y diciendo que con una correcta mezcla de estímulos, la economía podría hacerlo bien y además poder llevar a subidas de tipos de interés más rápidas, pero el mercado no se ha quedado con esto último y sí con los comentarios de Trump, pues ya sabemos que tiene mala relación con la Reserva Federal.
 
Por lo que respecta mercado de divisas, el dólar yen desciende -1% pero la libra sube ya nada menos que el 3% contra el dólar y el 2% contra el euro.

Las palabras del discurso de Reino Unido sobre las negociaciones de la salida de la Unión Europea, han mostrado que se quiere un divorcio duro pero se ha intentado vestir de negociación para alcanzar un acuerdo, algo que se ha visto bien por el mercado, aunque son solo intenciones, lo difícil van a ser las negociaciones. Lo más positivo de todo esto es que se ha eliminado una capa de incertidumbre muy importante y el mercado lo ha agradecido.