Comenzamos la semana posterior al dato de creación de empleo de Estados Unidos de febrero con tensiones en los mercados ya que en Wall Street cerró lejos de máximos y de las resistencias de los 5000 puntos del Nasdaq compuesto y los 11100 del NYSE.

Por otro lado, hoy tenemos dos eventos importantes y uno algo más pequeño que van a mover los mercados.
 
Por un lado tenemos el disparo del programa cuantitativo por parte del BCE y los comentarios que han aparecido en la prensa diciendo que va a comenzar a comprar deuda alemana. Si tenemos en cuenta que a finales de la semana pasada los futuros sobre deuda alemana tuvieron su cambio de vencimiento, hoy nos encontramos con que tenemos fuertes huecos bajistas con respecto al cierre del vencimiento anterior, así que debemos estar atentos por si hay un cierre de ese hueco y ya tenemos un nuevo descenso de la rentabilidades en el mercado secundario de deuda. No hace falta recordar que el programa cuantitativo sigue ejerciendo presión alcista sobre el mercado de renta variable, el problema es que tenemos a Wall Street muy perezoso y eso suele compensar en parte.
 
Por otro lado, las tensiones con Grecia vuelven a crecer otra vez, ya que de la alegría porque se llegase a un acuerdo con los acreedores internacionales, hoy se pasan a las amenazas por parte de Grecia de someter las exigencias de los acreedores a un referéndum, e incluso se apunta a la posibilidad de nuevas elecciones, por lo que casi estamos en el punto de partida y sufriendo las consecuencias de la imposibilidad de realización de las promesas vertidas en las elecciones del país de hace poco.
 
Hasta aquí, los futuros sobre índices más importantes están descendiendo en Europa a la espera de acontecimientos mientras en el mercado de divisas tenemos un rebote tanto del Euro como la Libra tras las fuertes bajadas del viernes en la presentación de la creación de empleo de Estados Unidos.
 
El último evento, aunque menos importante, es la presentación hoy de un nuevo producto de Apple en forma de reloj inteligente.  Ya saben que la importancia viene por la alta ponderación del valor en el SP 500 y en las tecnológicas, sin olvidar su entrada en el Dow Jones.
 
Vean en el gráfico adjunto cómo no es precisamente favorable en el corto plazo y cómo parece que busca desde un downswing o lateralidad para alcanzar la directriz alcista. Ya veremos la reacción del mercado a lo que tengan que presentar.

aapl