Se complican las cosas en Turquía. Un nuevo escándalo de corrupción, esta vez de muy alto calado, con una serie de grabaciones que están saliendo por todos lados, están haciendo bajar a su bolsa casi el 3%. Por otro lado la lira turca baja sin parar y ha pasado del cierre de ayer en 2,1750 a 2,2240 en estos momentos (el cruce va al revés), cerca del mínimo histórico de 2,39.

 

Hoy hay subasta de deuda de la que se espera baja demanda.  


Además la divisa de Ucrania se desploma frente al dólar el 3% y la rusa, metida hasta las cejas en el avispero ucraniano, también anda con problemas.