Schaeuble dice que es esencial que el FMI esté dentro del rescate. 

Dice que una quita en Grecia no es posible bajo la ley europea.

Está confiado en que se pueda llegar a un acuerdo conjunto sobre la sostenibilidad de la deuda de Grecia.

En el Eurogrupo hay una visión unánime de que el Gobierno griego ha cambiado de forma importante (se refiere a actitud y hechos).

Dice que no hay garantía de que el rescate funcione, pero sería una irresponsabilidad no utilizar esta oportunidad para un nuevo comienzo.
 Considera que se necesita una Europa más fuerte que requiere confianza y solidaridad.