Hoy expira el plazo dado por los tribunales de Estados Unidos para que presente una solución a los casi 600.000 vehículos en Estados Unidos afectados por el escándalo de las emisiones.
 
Se cree que la compañía va a ofrecer la recompra de cerca de 500.000 vehículos y además ofrecer pagos a los poseedores de algunas unidades afectadas para poder compensar todo este problema, incluyendo reparaciones en los casos que sea viable.
 
Hoy hay cita para que los responsables de la marca se personen en el tribunal de San Francisco y pongan al día al juez sobre todo lo que llevan entre manos. El riesgo es que vayan a juicio este verano, cosa que no le interesa a Volkswagen, así que hay mucha expectativa acerca de que ya se presente una solución que contente a todos y se evite el juicio.
 
En estos momentos está subiendo otra vez cerca del 6%, ya que tuvo una subida similar en el día de ayer.
 
Evidentemente, las perspectivas de una solución al problema en Estados Unidos es un factor importante para subir, pero es que hay factores técnicos detrás.
 
El gráfico importante en este caso es el que tienen a continuación en donde no aparecen las cotizaciones ni de Volkswagen ni del súper sector de automoción y recambios, que es su índice de referencia, o del índice del DAX al que pertenece. Lo que ven es la fuerza relativa entre todos ellos.
 
El de arriba del todo es la fuerza relativa entre Volkswagen y el sector de automoción y recambios, donde se puede ver perfectamente que desde el segundo trimestre del año pasado empezó a hacerlo peor dejando claramente en varias directrices bajistas trimestre a trimestre. Desde que comenzó 2016 hemos visto cómo este indicador ha tenido repuntes cuando ha ido superando cada directriz bajista, por lo que ha tenido repuntes en donde lo ha hecho mejor que el súper sector, empezando a atraer dinero de gestión activa que busca superar a los índices.
 
En el gráfico justo debajo, tenemos exactamente lo mismo pero es la fuerza comparada con el índice alemán. Como se puede ver, también desde el segundo trimestre del año pasado ha ido haciéndolo peor, dejando directrices bajistas y en 2016 hemos tenido algunos retrocesos, dejando claras tendencias bajistas y cada vez que las ha superado, hemos tenido un repunte, lo que vuelve a traer dinero de gestión activa porque es un valor que durante esos periodos lo ha hecho mejor que el índice, perfecto para batirlo.
 
Con respecto al índice, todavía le queda mucho para poder cambiar la tendencia de hacerlo peor, pero donde debemos tener sumo cuidado es en su comportamiento con respecto al súper sector de automoción y recambios, ya que puede que esté superando la principal directriz bajista y eso hará que el valor tenga mucho más apoyo si al final se confirma que llega a un acuerdo en Estados Unidos.
 

 
voolkjs