Recordemos que la americana mantuvo durante su existencia una estrategia de compras muy agresiva que le hizo crecer muy rápido pero que fue el punto central de los reproches cuando quebró por parte de las autoridades.
Pues teniendo lo anterior en mente, ahora aparecen noticias en la prensa acerca de que los alemanes andan en conversaciones para la posible compra nada menos que FIAT Chrysler. Evidentemente, el posible comprado se dispara y el comprador baja (también dañado por las cifras de ventas de VW).
 
Si miramos las cifras de ventas del grupo VAG, cada vez Volskwagen depende más de China y en Europa no explota como debiera, así que le queda el mercado de EEUU que tiene mayor potencial. La compra de FIAT Chrysler le daría el punto estratégico que tiene Chrysler y que le ayudaría muchísimo a entrar mejor en el país en el segmento de la marca media que Volkswagen representa, ya que Porsche, Ducati y Audi no tienen problemas.
 
Hay que recordar que el CEO del VAG dijo en marzo que no hay planes de expansión y que se van a dedicar a consolidar lo que ya tienen. Cierto es que siempre han estado interesadas, pero los italianos siempre se han negado.