Pero, es cierto, con amagos de volatilidad no aptos para cardiacos.
Dejarse llevar sigue siendo la mejor posición para muchos inversores. Aunque en ocasiones siga siendo poco racional. En el fondo, seguimos confiando de forma ciega en la eficacia de los bancos centrales para limitar la inestabilidad. O para contener los ajustes de unos precios que cada vez más parecen alejarse de fundamentales. Pero, claro, los fundamentales también pueden cambiar (a mejor) en el futuro.
¿Dónde acaba esta estrategia? Sí, el futuro es incierto.

Las bolsas europeas con subidas iniciales por debajo de medio punto. Luego, veremos.
En el caso de las bolsas USA en aplicaciones con caídas marginales, pero el S&P en niveles de 1863 puntos.
En Asia hemos visto hoy un comportamiento lateral en las bolsas. Mucha atención en China, aunque en este caso por las expectativas de más papel al mercado en un entorno de revisión a la baja de previsión de resultados.

El riesgo país europeo en niveles bajos.
El diferencial bono-bund 10 años en 157 p.b.
La rentabilidad del bono en 3.1 %.
¿Qué cuál es el riesgo país en Francia? Niveles de 48 p.b. y tipos de interés del OAT 10 años en 2.01 %.

La rentabilidad del treasury 10 años en 2.7 %.

El EUR en niveles de 1.3802 USD.
El precio del crudo en niveles de 109.74 $ barril.
El precio del oro en niveles de 1289 $ onza.

¿Referencias? Construcción y confianza de consumo en la zona EUR. Y la subasta de letras en España. Ventas de viviendas de segunda mano en USA.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España