Como se puede observar en el gráfico adjunto, no hemos salido del peligro y, aunque estamos subiendo, la directriz soporte sigue estando en el punto de mira, por lo que, al ser la más cara del índice, debemos seguir teniéndola bajo vigilancia por si la situación empeora.  Visa