Como se puede ver, estamos parados otra vez en la zona de los mínimos de febrero, que no nos deja pasar ni a tiros.
 v