Estima que las cosas se pondrían feas para el Ibex por debajo de 9.900