Con todos los grandes en contra, es imposible que el Ibex acelere la tendencia. Vean los problemas del Santander:
 
 
bancos