En este momento el valor está descendiendo más del 7% y dado el movimiento que suele tener, debemos mirar el gráfico a semanas para hacernos una mejor idea de su situación.
 
Como se puede observar, desde los máximos de 2008 ha tenido algunos “despertares” que han venido seguidos de un fuerte repunte de la cotización, movimiento alcista en el acumulación distribución, pero que nos dejaron la semana con clarísimas muestras de interés vendedor en forma de karakasas invertidas con fortísimos repuntes de volumen, marcando los máximos de 2014 y de 2015. Además, se puede ver perfectamente que con los máximos de 2014 ya tenemos una clara directriz bajista que ha sido donde hemos dejado los máximos de este año, otra vez dejando una karakasa invertida con repunte de volumen. Si se fijan en el RSI, verán que los papelones que nos han metido han venido en momentos muy estratégicos, como un primer intento de superación de su directriz bajista en 2014, el resurgimiento de la cotización a principios de 2015, y la que hemos tenido este año: misma rotura al alza del indicador que en vez de tener un repunte de la acumulación distribución lo que tienes un descenso, por lo que debemos tener muchísimo cuidado.
 
urbas