La estrella del día era el dato de inflación de la zona euro en su lectura preliminar del mes de marzo porque ayer vimos que la de Alemania y la de España fueron más débiles de lo esperado. Hoy la de Italia también ha quedado algo débil y la de Francia no ha dado demasiadas alegrías, por lo que se confirma un estado menos potente del incremento de los precios.
 
En estos momentos la mayoría de súper sectores en Europa están en negativo, pero lo cierto es que ver una inflación menos fuerte de lo esperado quita presión al Banco Central Europeo para cambiar su discurso, algo que se une también al miedo que vimos hace un par de días a que el mercado estuviese subiendo los tipos de interés más rápido de lo esperado en el mercado secundario y poniendo un encarecimiento de la financiación de los países de la periferia cuando realmente no debería ser así, así que el BCE ya expresó su preocupación por haber sido malinterpretado en los últimos comunicados.
 
Resumiendo, una inflación más baja de lo esperado y el miedo del BCE a que hubiese subidas de tipos en el secundario por encima de lo deseable, hacen que el cambio de tono y de perspectiva sea un poco menos probable, algo que en definitiva debería apoyar al mercado, aunque no será bueno para el sector bancario.
 
Si los tipos se mantienen bajos en Europa durante largo tiempo, esa diferencia de valoración de riesgo/recompensa puede mantenerse a favor de Europa con respecto a Estados Unidos, lo que nos viene bien.
 
Por otro lado, dentro de poco Estados Unidos y China se van a encontrar y promete ser un encuentro lleno de tensión porque ya veremos qué es lo que sale de ahí, al saberse que Donald Trump está estudiando maneras de poder acusar algunos países de manipular su moneda para ganar dentro de las relaciones comerciales. Todavía nadie se ha atrevido a poner a China el calificativo de país manipulador de monedas, pero Donald Trump aseguró que haría eso el primer día de su estancia en la Casa Blanca, algo que no ha pasado. Puede ocurrir de todo.
 
Con respecto a lo anterior, el peor súper sector del día es el de recursos básicos con un descenso de -1,64% y es que hoy hemos conocido los índices de directores de compra de China tanto de manufacturas como de no manufacturas, los dos mejores de lo esperado, pero el problema está dentro del sector acerero cuyo índice se está acercando demasiado la zona de contracción y es que encima la oferta está superando la demanda. El sector constructor y el industrial son uno de los puntos fuertes del consumo de este material, el problema es que el gobierno ha creado leyes para tener controlada la burbuja inmobiliaria, lo que está haciendo que en el medio plazo haya problemas de sobrecapacidad.