Hemos tenido una apertura en Europa algo accidentada, porque ha sido al alza, pero en  los primeros compases de la sesión el índice alemán ha supuesto un grandísimo lastre que en algunos momentos puso en jaque toda la apertura.
 
El punto conflictivo hemos tenido en el súper sector de automoción y recambios, ya que comenzó la sesión en negativo por la noticia de que un proveedor de airbags había localizado que los problemas que había presentado uno de sus productos habían salido de Japón y alcanzado otras marcas, lo que doblaba el número de coches afectados a 120 millones nada menos. Como podemos imaginarnos, los inversores enseguida reaccionaron pensando en los costes que tendría esas llamadas a revisión o posibles problemas legales de la misma.
 
Sin embargo, las exportadoras europeas desde hace un par de sesiones tienen un factor muy importante a su favor, la debilidad del dólar se paró hace unas sesiones con aquella fenomenal vuelta a la baja de la mayoría de sus pares que dejó muestras de interés comprador en los cruces en donde el dólar es el fuerte y muestras de interés vendedor en donde el dólar es el débil. Más que el inicio inmediato de una nueva tendencia, es una parada antes del importante dato de creación de empleo del mes de abril en Estados Unidos que conoceremos mañana. Por lo tanto, se ha dado la vuelta y parado la tendencia anterior recogiendo beneficios.
 
Ahora mismo el eurodólar está cayendo -0,38% en 1,1441, bastante lejos del 1,16 que tocamos en los máximos de este año, en sobrecompra. Además, el dólaryen también está mejorando y sube 0,32%.
 
Por lo tanto, prácticamente todos los súper sectores de Europa están en positivo con el de medios de comunicación subiendo 1,18% por buenos resultados de Media Set, las petroleras también suben 1,14% por un factor que vamos a comentar ahora mismo, las telecomunicaciones suben 1,44% y los recursos básicos rebotan con una mejora del 1%.
 
El foco más bruto de movimiento lo tenemos en las materias primas, concretamente en los precios del crudo, ya que el de referencia en Estados Unidos está subiendo más del 3% colocándose por encima de los 45 $ porque hay noticias que afectan a la producción de forma negativa, algo que es descontado de forma inmediata con subidas de precio.
 
La noticia más importante es un desgraciado incendio en la provincia de Alberta en Canadá el domingo que está fuera de control generando múltiples daños materiales y que ha obligado a parar la producción de algunas instalaciones junto con la evacuación de otras. Este parón en la producción está siendo aprovechado para poder superar el repunte de la reservas de crudo que tuvimos en el día de ayer y que es un dato negativo. Evidentemente, la fortaleza del dólar en las últimas tres sesiones no es un buen dato para ellos.
 
Un punto a destacar es el aumento de los diferenciales de la deuda de la zona euro y que habla de la incertidumbre política que tenemos a nuestro alrededor, desde el referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en Europa en junio, que será seguido pocos días después por unas nuevas elecciones en España. Esto está haciendo que vaya dinero buscando los activos seguros pero es que además Estados Unidos tampoco ofrece seguridad porque tiene sus propias incertidumbres, al ser ya Donald Trump candidato a la Casa Blanca por parte de los republicanos.