Tsipras está ahora mismo haciendo declaraciones y confirma el cierre de bancos y los controles de capital.

Dice que el BCE y otros no van a obstruir el proceso de referendum.

En cuanto a la petición de ayer del eurogrupo de parar el referendum dice que es un insulto a la tradición democrática de Europa.  Pide al BCE que antes de mañana restaure la liquidez.

Llama a la calma y dice que los depósitos bancarios de los griegos "están seguros", y que el culpable de este cierre bancario y controles de capital es el BCE.

En un sondeo de urgencia de la prestigiosa firma alemana Sentix, un 50% de los inversores institucionales consultados creen que finalmente Grecia dejará el euro.