El nuevo presidente en funciones de Crimea ha dicho que Rusia debe hacer honor a sus acuerdos sobre su presencia en Crimea y que las fuerzas rusas del Mar Negro no deben romper las leyes.

Recordemos que había varios transportes acorazados de personal que se dirigían hacia la capital desde varias direcciones y que pertenecían a la flota del Mar Negro, pero las últimas informaciones son de que han dado la vuelta y se alejan de la zona, tras una advertencia de Ucrania a Rusia sobre movimientos militares dentro de la zona.

Con respecto a la situación financiera del país, el Banco Central, han dicho que los bancos ucranianos van a tener la liquidez que necesitan y que la situación está siendo controlada y gestionada. Con respecto a la divisa, dicen que las reservas monetarias de Ucrania incluyen activos altamente líquidos y que pide a los bancos transparencia para que puedan acceder a las ayudas. Han tenido palabras muy duras contra los especuladores en la divisa.

Intentando calmar los ánimos, el nuevo Presidente dice que no ve riesgo de una intervención rusa en Ucrania y ha pedido que Rusia controle sus propias fuerzas al igual que una relación justa y transparente con su vecino,junto con que un nuevo tipo de relaciones.

Dice que Ucrania necesita la asistencia del Fondo Monetario Internacional y cuando se le ha preguntado por quitas en la deuda dice que eso depende de las conversaciones con el FMI.

Ha dicho en Bloomberg TV que van a hacer lo que sea para no ir a la quiebra pero avisa que no puede prometer grandes logros ya que el nuevo gobierno debe llevar a cabo medidas impopulares. Considera ahora mismo que Ucrania es un gran desastre pero que utilizarán todas las herramientas y medidas legales para defender el país y está comprometido con la integridad nacional de Ucrania. Su primer objetivo es tener apoyo financiero, y que llegue la paz, seguridad y estabilidad.