Tsipras dice que el referéndum del domingo no tiene que ver con que si están dentro del euro o no. Dice que van a decidir si aprueban cualquier solución viable y que el objetivo estable del gobierno es conseguir una solución.

Dice que la elección democrática está en el núcleo de la tradición europea.

Si hay un resultado positivo en el Eurogrupo, responderán de forma inmediata. El gobierno griego se mantiene en la mesa de negociación.

Desafortunadamente para Grecia nunca espero que en Europa democrática no le diese espacio a la ciudadanía para decidir.

Dice que están luchando para proteger las pensiones de la gente y que la única salida fue ir a la ciudadanía y es lo que están haciendo. El gobierno tomó medidas para que las pensiones sean pagadas en las cuentas bancarias.

También dice que votar negativamente en el referéndum es el paso necesario para un mejor acuerdo con los acreedores. Votar negativamente no significa una ruptura con Europa, significa sólo más presión para un acuerdo económico viable.

Dice que quiere asegurar a los ciudadanos griegos que esta situación no tendrá continuidad durante mucho tiempo, que las pensiones y los salarios no se perderán. Tampoco los depósitos bancarios se ve perderán.

Dice que toma como responsabilidad una solución completa tras el referéndum. Dice que llama la ciudadanía para decir no a las recetas de rescate y decir sí a la prosperidad de una solución viable.