Tras el discurso de una hora del día de ayer, el mercado vuelve a reaccionar fuertemente al alza tras lo que se dijo, que en realidad es muy poco.
 
Sabiendo que Donald Trump es una persona muy pegada a los negocios, y a la bolsa, no es descartable que esté jugando con el mercado y con las ilusiones del mismo para acabar soltando todos los detalles del plan de infraestructuras y la rebaja fiscal para cuando el mercado se vaya quedando sin ilusiones, aunque de momento la hipótesis de trabajo es la de seguir comprando con el rumor y ya veremos si la venta acaba apareciendo con la noticia.

Le bastó muy poco para generar el día alcista que estamos teniendo hoy en Europa, simplemente volver a hablar de que van a invertir de manera muy fuerte las infraestructuras y que será preciosa la rebaja fiscal que están planeando, aunque sin ofrecer detalles de verdad.

De momento la ilusión está sirviendo para que estemos mejorando más del 1,2% en Europa por culpa también de unos datos de índices de directores de compra que no han salido nada malos en algunos países importantes. Sabiendo que es el de manufacturas y que en el resto de Europa el de servicios suele estar por encima y pesa más, todo el mundo piensa que el índice compuesto va a quedar mejor de lo esperado, lo que hará que aumenten las perspectivas de crecimiento en los próximos meses.

En estos momentos todos los súper sectores están en positivo con el de bancos como el mejor subiendo el 2% aunque no son pocos los que están subiendo más del 1% como por ejemplo recursos básicos con el 1,88%, automoción y recambios con el 1,37%, constructoras con el 1,49% o las petroleras con el 1,37%.

Hay que recordar que ayer tuvimos resultados muy positivos en algunos valores españoles del sector de las constructoras y también lo estamos teniendo en otros sectores, incluido el bancario, por lo que es un factor más que hace mejorar las cosas.

Los comentarios de Trump cortaron el ascenso del euro y en estos momentos el par contra el dólar está descendiendo, por lo que las exportadoras están encantadas.

También hay que meter en la mezcla los constantes comentarios desde dentro de la Reserva Federal diciendo que no verían mal una subida de tipos de interés en marzo, por lo que un entorno ciertamente favorable para los bancos sigue cociéndose, y si hay mayor actividad económica en general, pues mejor que mejor. Pero hasta aquí lo ciertamente positivo, porque los problemas del sector bancario en España siguen encima de la mesa, ya que nadie sabe qué va a pasar con el negocio hipotecario en unos pocos años con los acontecimientos que hemos tenido con las cláusulas suelo ni tampoco con el modelo de negocio. De momento, el entorno están intentando tapar todos sus problemas de fondo.

En cuanto a los activos seguros, el oro no lo está haciendo bien desde las elecciones de Estados Unidos y es el cobre el que mejor se está comportando. En estos momentos el metal amarillo está cayendo 0,7% pero el cobre está subiendo un, 77%, con todos los ojos puestos en las inversiones de infraestructuras en Estados Unidos.

Por lo que respecta a la deuda segura de Alemania, está subiendo tipos en toda la curva porque hemos llegado a resistencias técnicas, la semana que viene tenemos el vencimiento trimestral de derivados sobre ellos y además el despertar del riesgo reduce la demanda de seguridad, por lo que en estos momentos no tiene factores demasiado a favor.