La primera, el ECB. Al final, muchos medios dan por hecho que el ECB aplicará nuevas medidas expansivas en dos fases. La primera, finalizar con las ortodoxas; la segunda, aplicar un QE. Dar por hecho y descontarlo es ahora lo mismo para unos mercadosa ávidos de riesgo.
En segundo lugar, la evolución del comercio mundial. En el Q1 con un crecimiento incluso por debajo del propio crecimiento de la producción industrial mundial. Y esto no es nada tranquilizador para la recuperación. Pensemos de esta forma que los datos de China, como el PMI manufacturero conocido hoy, anticipan demasiadas incertidumbres a corto plazo que no pueden ser obviadas.
Por último, la Fed. Dice Pimco que los "buenos" datos de empleo no son suficientes para empujar al alza la inflación. Y de hecho, fue la estabilidad de los salarios y la caída de la población activa lo que explica la lectura negativa del dato por los mercados. ¿Cómo entender de otra forma la caída de las rentabilidades a plazo? Pero lo cierto es que la creación de empleo fue demasiado espectacular para obviarla. Y que la Fed la obvie.

En definitiva, muchas razones para el debate. Las anteriores son en mi opinión las más relevantes ahora. Pero no son las únicas.

Las bolsas europeas con comportamiento plano. Luego, veremos.
Las bolsas USA en aplicaciones planas con el S&P en niveles de 1873 puntos.
Las bolsas asiáticas con recortes de 0.3 % en promedio, pero con Japón cerrado.

El riesgo país estable en la zona EUR, tras los descensos de la semana pasada.
El diferencial bono-bund 10 años en niveles de 152 p.b.
La rentabilidad del bono en 2.97 %.

La rentabilidad del treasury 10 años en 2.58 %.

El EUR en niveles de 1.3875 USD.
El precio del crudo en niveles de 108.66 $ barril.
El precio del oro en niveles de 1307 $ onza.

¿Referencias? Confianza de consumo en España. En la zona EUR tendremos el Sentix y los precios industriales. En USA tendremos el ISM  de servicios en USA.


José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España