Tras la euforia el Dax ha perdido claramente de nuevo el nivel psicológico de los 12.000.
Y en 10948 está muy lejos de los 12.115 que tocaba en el vencimiento, pero en cambio, de momento, el Ibex se mantiene con claridad por encima de los 11.200. Comentan algunos operadores, que los resultados de los votos antisistema en las elecciones andaluzas, no han sido tantos como se temían, y esto ha tranquilizado a algunos operadorex extranjeros.