Como se puede observar en el gráfico adjunto, no acabamos de alcanzar la zona de máximos del año y tenemos una clara divergencia bajista en el RSI tras alcanzar la sobrecompra en los máximos anuales, en donde intentamos dejar una especie de envolvente bajista.


La alegría general del mercado nos hizo saltar al alza pero fíjense que el acumulación distribución también está descendiendo, lo que nos deja una situación técnica negativa pero que necesita de catalizadores para poder revertirse. Veremos si es Estados Unidos el foco de ese apoyo.