Vean que el precio ha rebotado en la media de 50 sesiones, pero lo importante está en vigilar estos dos indicadores.

El RSI está atacando la directriz bajista desde la sobrecompra de este año, pero es que el acumulación distribución  está intentando hacer los mismo, por lo que si los dos tienen éxito en la rotura, podemos estar atentos a un ataque a máximos, si Le Pen lo permite.