No le consuela el mal comportamiento del crudo (bajando precio), porque Air France ha seguido a Lufthansa y ha rebajado sus previsiones para 2013, así que es el peor con -1,17%.