Realmente, hay tres temas que van a centrar la reunión de la Fed. Y son los mismos temas en que los mercados se van a enfocar en el Comunicado de Yellen y en la publicación de las Actas en unos días...

En definitiva:

1. Riesgos a la estabilidad financiera

2. Perspectivas macro a futuro

3. Estrategias de retirada de la política monetaria expansiva

Sobre el primer punto hay poco que decir. De hecho, el propio comportamiento de los mercados ayer es un buen ejemplo: inflación al alza, más de lo esperado, y deterioro, de forma inesperada, en los datos de viviendas iniciadas y permisos de construcción. ¿Reacción del mercado? Ventas marginales de deuda y subida de las bolsas. ¿Qué es lo que se les ha pasado a los inversores por la cabeza para volver a comprar bolsa? Me dicen que la esperada recuperación más una cada vez menor riesgo de inflación baja incentiva la compra de bolsa. ¿Y la Fed? ¿cómo va a cambiare su discurso en este momento? . De acuerdo. ¿Y en el mercado de deuda? Hay dinero para todo.

En definitiva, mercados distorsionados con lo que esto supone de amenaza a medio plazo para la solidez de la recuperación.

El segundo punto es casi más relevante que el anterior. En definitiva, tras la revisión por el FMI del crecimiento previsto para este ejercicio, sólo cabe esperar que la Fed haga lo mismo en la publicación de las previsiones semestrales. Que desde febrero incluyen la proyección de tipos.

En definitiva, probablemente menor crecimiento para el año pero también un descenso mayor de la tasa de desempleo. ¿Y la inflación? Al alza. La cuestión entonces es si la Fed va a seguir la recomendación del FMI de mantener tipos nulos durante más tiempo o precisamente si hará lo contrario ante la evidencia de que la política monetaria actual tiene más riesgos que beneficios con el tiempo. Veremos.

Pero, es quizás el tercer tema al que me refería al principio el que puede sintetizar las decisiones que se adopten en los dos anteriores. Si ya en el FOMC anterior conocimos que la Fed había discutido la estrategia para retirar estímulos de forma ordenada, pero sin conclusiones, algunos medios consideran que será la reunión de junio la que podría finalizar con el debate estableciendo una estrategia clara y transparente.

Hay que recordar que la política monetaria actual ha tenido tres componentes: tipos, cantidades y verbal. En este momento son activas las dos últimas. Nosotros, como la mayoría del mercado, esperamos que La Fed vuelva hoy a aprobar que recorta en otros 10 bn. la compra mensual de papel dejándola en niveles de 35 bn. Pero, es la política verbal la que puede tener más relevancia a partir de ahora en términos de cambio de expectativas del mercado. Algo similar, pero no espero que sea tan brusco, a los recientes comentarios de tipos desde el BOE.

En 2011 la Fed adoptó una primera estrategia de retirada de estímulos que fijaba que serían los tipos y la política verbal los que protagonizarían el cambio de dirección de la política monetaria, dejando al margen por el momento el ajuste del balance. De forma más reciente, algunos miembros de la Fed han defendido la reinversión de cupones y vencimientos en papel público de largo plazo…¿cinco años? ¿quizás más?.

Por lo que respecta a la retirada de liquidez, podría producirse con venta de activos y/o manteniendo elevadas las reservas de los bancos en la Fed a través de pagar más rentabilidad. Veremos.

José Luis Martínez Campuzano

Estratega de Citi en España