No hay aumento de los tipos y tampoco nos han afectado las nuevas tensiones en Francia.
 
Se colocan 455 millones en deuda a seis meses con un tipo de -0,389% desde el -0,363% anterior.

A 12 meses se colocan 4187 millones con una rentabilidad de -0,298% desde el -0,291% anterior.

Como vemos seguimos en territorio negativo, no tenemos aumento de los tipos y además los bajamos un poco más, por lo que la mano del BCE sigue estando presente y además no han afectado las recientes nuevas tensiones con Francia.