Subidas moderadas en Europa a estas horas siguiendo la tendencia iniciada hace dos días, cuando se vio que, aunque Crimea quedaba en manos rusas, no había reacciones serias por parte de EEUU ni de la desUE. El mercado además espera con interés el comunicado de la FED un día que suele ser alcista como ahora vamos a ver en detalle.

Hoy José Luis Martínez Campuzano de Citi, hacía una reflexión sobre Crimea que me ha gustado mucho:
 
De hecho, más que un conflicto militar a partir de ahora podríamos ver un conflicto "a través de los mercados". Sanciones desde Occidente y respuestas desde Rusia; potenciales más sanciones desde Occidente y veremos cuál es la respuesta desde las autoridades rusas. Los primeros probablemente intentarán forzarle a dar marcha atrás desde una perspectiva económica y financiera. Los segundos intentarán utilizar a los mercados como un instrumento desestabilizador. Como ven, los mercados financieros que han sido claves para superar (que no resolver) la Crisis pueden convertirse ahora en el campo de batalla de la Crisis de Crimea. Me temo que no es un factor de riesgo más que viene para quedarse; es un factor de inestabilidad latente que puede convertirse generar no pocos problemas a la economía mundial. Comenzando por los mercados emergentes, ahora con primas de riesgo mayores.

En estos tiempos que corren parece buena idea tener claro, por si acaso vuelven a complicarse las cosas en Ucrania, qué compañías europeas son más sensibles. Esta es la lista de Bloomberg que está circulando.

expo

 
Por cierto, para quien crea, como yo, que el amigo Putin, ese buen chico que dirigía la KGB,  una ONG muy conocida por dedicarse a facilitar a la gente muy propensa al calor, cómodos hoteles de lujo en Siberia, tiene muchas más aventuras militares en la cabeza,  muy interesante este gráfico que aparecía ayer en zerohedge.com ¿Quién será el próximo? Siempre recordando que para las bolsas estas cosas, siempre tienen un valor relativo.

monopoly
 
 
En la misma línea de ayer, donde hablaba del gráfico de la II Guerra Mundial, voy a ponerles hoy una cita de mi libro Leones contra gacelas II edición ampliada y actualizada.
Voy a ampliar un poco más otro caso famoso, me refiero al asesinato de J. F. Kennedy. El mercado era alcista desde hacía bastante tiempo.

Llega el asesinato y, por supuesto, se produce una caída, pero no muy diferente de las que se llevaban como correcciones técnicas en los meses previos, y a continuación se reanuda la tendencia alcista como si nada, teniendo en cuenta que aquello fue un asunto muy serio y que, según me contaron mis padres porque yo tenía 3 años y la verdad no me acuerdo, copó a los medios de comunicación durante mucho tiempo.

Tras el asesinato, el Dow bajó el 3%, a los 20 días subía el 7% desde ese mínimo tocado y a los 2 meses más del 12%. Estos efectos, como acabamos de ver, no son duraderos en el mercado.

Ned Davis Research defiende lo mismo y es que al final sacan la media de los 37 acontecimientos más graves en la historia desde 1900 y los números no engañan: bajada media del 3%, subida del 4% desde ese mínimo a los 22 días, del 10% a los 4 meses y del 17% a los 2 años.

Así que ocupemos el tiempo en los líos del mundo lo justo y volvamos a la enjundia económica.
El futuro del mini ayer a media tarde a 1% de máximos históricos. ¿Cuantos valores estaban a menos de 3% de máximos?

Pues 167 de los 500.

Son bastantes, No parece ser una señal de peligro, no es lo ideal, pero no es señal de alarma.
¿Y en el Dow Jones? Estaba a 1.5% de máximos y le acompañaban tan cerca de máximos 9 de los 30 valores del índice,

Lo dicho no es ideal, ni mucho menos, pero no es señal de huida.
La pregunta del millón es en qué fase del ciclo bursátil  de Wall Street estamos, salía ayer en el twitter de Bloomberg:

fase

 
Ya se habla del nuevo paradigma, según el cual por primera vez en la historia tras el corte de una ayuda de la FED sin precedentes esta vez sí que sí se seguirá subiendo muchísimo más por que la economía va muy bien.  O quizá estemos sólo en la fase de entusiamo, o de "delusion", cada cual debe decidir.
Desde luego es curioso que, si va la economía tan bien, un indicador de seguimiento cercano al ciclo económico como el de ECRI, Instituto del Ciclo económico esté de esta guisa, según gráfico de Reuters:

ecri
Fuente: Reuters
 
Para ser un nuevo paradigma, tampoco se ve una economía tan brillante ¿verdad?
 
En fin, hoy es un FED Day, como dicen en EEUU, es decir, un día donde la FED dará comunicado. Todo el mundo descontando que va a rebajar en otros 10.000 millones de dólares la QE. Cosa que debería preocupar a las bolsas, pero no lo hacen porque la economía va de maravilla, pero miramos de nuevo el gráfico de arriba, y no se ve que vaya tan bien. ¿Si? ¿No? Ah bueno, pues por eso... Bienvenido al lío de la bolsa :-)
 
Bueno, ahora hablando en serio, veamos las estadísticas de cómo suelen comportarse los FED Days históricamente de la mano de datos de Bespoke publicados ayer por la noche.
Si contamos todos los FED Day desde 2008 en que la FED se puso generosa, es un día de subida normalmente, de hecho son días con media de subida de 0,50%, Pero en los últimos 9 FED Days, tenemos que en 6 se bajó y solo se subió en 3.
Bespoke ha calculado el gráfico medio intradía de un FED day, de los últimos 12 meses y le ha salido algo muy interesante.
Un FED Day se mueve asi de media.
Desde unos 15 minutos antes del comunicado tiende a empezar a subir, hasta una media hora después del comunicado. La subida media en ese período es de 18,4 figuras del S&P en 43 minutos.
A partir de ahí tiene tendencia a retroceder, y perder algo menos de la mitad de lo ganado hasta el cierre, pierde desde máximos como el retroceso de Fibonacci del 38,2% de media poco más o menos.
Evidentemente esto es una media, y cada día es diferente, pero da una idea bastante curiosa de cómo pasan las cosas.
A mis alumnos de trading, cuando hacemos prácticas reales en los FED Days, les aconsejo esperar hasta tres impulsos, antes de hacer absolutamente nada, siempre hablando de operativa intradía, tras el comunicado, al primero siempre le sigue una violenta corrección, un tercer movimiento, y en cuanto se para al siguiente suele ser el definitivo.