Bajadas en las bolsas europeas a estas horas, que ignoran la buena noticia de que Putin se supone que ha ordenado a sus tropas que estaban en la frontera de Ucrania que vuelvan a sus bases, lo cual puede rebajar la tensión en la zona, aunque aquello sigue siendo un polvorín.
 
El sectorial bancario está siendo la oveja negra del día en toda Europa.
 
s1
         
Aquí tienen un tablero de Reuters de los que peor lo están haciendo.
 
Desde buena mañana se han visto ventas en este sector, por estos motivos.
 
-   En primer lugar por el anuncio de ampliación de capital de 8.000 millones de euros del Deutsche Bank que como ven en el tablero anterior baja más del 2%.
 
 
-Además por ventas claras, que se han hecho muy fuertes a media mañana, según se dice en mercado de varios hedge funds, que han liquidado posiciones, y no sólo en bancos sino también en deuda periférica.
 
El motivo de estas ventas podría ser una toma de beneficios de grandes operadores que no quieren estar abiertos de cara a las elecciones europeas.
 
También se especula con que han efectuado las ventas al ver tras mucho tiempo de mejoras, un repunte en las rentabilidades de la deuda periférica. Desde el numerito griego de la semana pasada con el famoso impuesto sobre los tenedores de bonos, la deuda periférica está rebotando a la baja, tras muchas semanas mejorando sin parar. Este fenómeno puede haber llevado a un proceso de toma de beneficios de todo lo periférico, acciones y bonos. Y tampoco nos cabe duda que las elecciones europeas inquietan a más de uno. No tanto por lo que pueda salir al final como ganador, sino por el elevado número de partidos, que quieren directamente salir de la UE o cosas parecidas, que podrían desembarcar en el parlamento. Véase el caso de Francia donde Le Pen parece estar en cabeza.
 
 
Otro sector que está haciendo daño en la sesión, es el de cuidados de la salud, que es el segundo peor del día.
 
s2
 
Aunque como podemos ver en la imagen anterior, casi toda la bajada del 1,86% del sectorial de cuidados de la salud hay que anotársela a Astrazeneca que se desploma sin remisión, tras rechazar una mejora de la oferta de Pfizer.
 
 
Y claro está, a todo esto tenemos que añadir la imposibilidad de las bolsas europeas de romper el lateral en el que están atrapadas desde que empezó el año. Los papelones que le metieron al Dax la semana pasada cuando intentó acercarse y atacar dicho techo del lateral, fueron muy duros, y han quedado en la memoria de todos los operadores.
 
El gran catalizador para Europa debería ser el apoyo del BCE. Pero el mercado está empezando a hacerse a la idea de que habrá veto alemán a la gran QE a la europea que se había pensado en un primer momento. No obstante, las otras medidas que pueda seguir tomando el BCE tampoco es que queden en el olvido, ni que no se tomen en cuenta. Si no fuera por ellas igual estábamos bajando, pero hacen de red de seguridad, hacen que nadie se quiera arriesgar a vender en contra del BCE. Y así tenemos un mercado europeo varado por completo en el lateral. Con pocas posibilidades de romper por debajo salvo que Wall Street se diera in batacazo, y con más posibilidades de romper tarde o temprano por arriba. Pero posibilidades, no certezas, en análisis técnico hasta el rabo todo es toro, y de momento lo único que hay es un movimiento lateral enorme donde es muy poco aconsejable meterse.
 
No hay otra cosa más importante que los bancos centrales ahora mismo. Como viene explica José Luis Martínez Campuzano de Citi, en esta cita:
 
A los inversores lo único realmente que les motiva en estos momentos son las decisiones de los bancos centrales. Y hacen bien, ya que en un escenario de titubeos económicos, presiones desinflacionistas o directamente riesgo deflacionista, son los bancos centrales creando dinero y propiciando una escalada de los precios de los activos financieros lo único que es realmente efectivo para contrarrestar los riesgos financieros y económicos. Contener, que no solucionar. ¿Y la desigualdad? Bueno, a corto plazo los ricos lo serán mucho más. Pero, también, parte de su riqueza se acabará reflejando en la economía. Y de hecho, la inflación de activos es un camino, quizás el mejor en estos momentos, para impulsar al alza el precio de los bienes y servicios. Aunque también se juega con fuego: son políticas nunca intentadas. Y si, en paralelo, no se resuelven los problemas estructurales que realmente lastran el crecimiento (y la inversión) quizás estemos creando a la larga nuevos problemas sin solucionar los actuales. Una huida hacia delante que produce escalofríos.
 
Y así pienso yo también, una huida hacia adelante que produce escalofríos y lo peor es que si no se produce esa huida la pelota que se ha montado de deudas en todo el mundo es tan enorme, que no hay opciones, o se huye hacia adelante o sería el apocalipsis zombie si estalla la pelota de deudas mundial.
 
Este temor de cualquiera que quiera ponerse corto, se refuerza cuando se ven las posiciones de grandes especuladores en los mercados de futuros de divisas de Chicago de la semana pasada.
 
En el euro contra el dólar se ha pasado en una sola semana de 110.673 contratos abiertos largos a 84.383. Mientras que los cortos han subido de 78.122 a 86.558. Total, que antes de que Draghi hablara había un saldo neto de grandes especuladores de 32.551 contratos netos LARGOS y ahora hay 2.175 netos CORTOS. Está muy claro que se cuenta con el BCE. Esto hace muy difícil que nadie se atreva a vender bolsa. Hoy Weidmann del Bundesbank ha citado expresamente su preocupación por la marcha del euro.
 
Lo que pasa es que desde un punto de vista técnico, no está tan claro, cuánto va a bajar al menos de momento. Y es que vean el gráfico.
 
 s3
 
Esa línea roja es la media de 200. Es un nivel como saben obsesivo para las manos fuertes, de hecho si nos fijamos más atrás, en septiembre de 2013, se paró ahí y se dio la vuelta. Todo el mundo en forex está pendiente de esa media, mientras no la pierda hasta aquí ha llegado la bajada del euro, si cae cuidado que sí que puede bajar deprisa.
 
 
Otro cruce muy interesante es el del dólar contra el yen.
 
Tenemos a tiro un impresionante soporte que se ha fusionado con la SMA200.
 
Este posible movimiento hay que tenerlo muy en cuenta, porque en la semana los cortos netos de Yen suben a 64.707 desde los 60.728 de la semana anterior.
 
 
Leer más y ver gráfico en este enlace:
 
 
 
 
Vigilemos por tanto estos dos grandes pares, que parecen ambos en momentos muy interesantes para la operativa.