Los resultados no han gustado y vean los problemas en los que nos podemos meter en el gráfico a semanas.
 
Tocamos los mínimos relativos de 2015 y confirmamos que son resistencia con una fuerte sobrecompra en el RSI. 

Damos pasos atrás y el RSI pierde su tendencia alcista, lo que nos lleva a mirar el acumulación distribución porque si pierde su tendencia alcista desde los mínimos de 2016, el retroceso en el precio puede ser peor todavía porque ni siquiera hemos llegado al 38,2% de Fibonacci de la bajada desde los máximos de 2013.

stad