S&P ha publicado un informe acerca del riesgo país de la industria bancaria en España.


En general, podemos resumirlo como una de cal y otra de arena, porque dice que la tendencia del riesgo en la industria en el país en el sector bancario es estable y que la tendencia del riesgo económico es positiva con un crecimiento del producto interior bruto cercano al 1.6% entre 2014 y 2016.

 
Al final acaba diciendo que el sistema bancario español ha puesto sus manos en el apoyo que ofrece la financiación del Banco Central Europeo. Esto es un arma de doble filo, ya que muy bonito todo mientras haya apoyo, en el momento en que no haya, el sector empezará a tener problemas muy serios. Considera que los bancos españoles todavía afrontan altos riesgos económicos comparados con otros de su misma especie en el resto del mundo.