Véase comentario adjunto

Miren este gráfico…..





Quizás al adelantar la fría cifra ayer no pudimos valorar más la intensidad de un descenso del 14.5 % en la cifra anualizada de ventas de viviendas nuevas en marzo. El descenso del 13.3 % en cifra anual.

Además, un descenso generalizado en diferentes zonas…¿una coincidencia?.



La caída en las ventas de viviendas nuevas ha sido un recurrente desde junio del año pasado, cuando la Fed comenzó a hablar del Taper. Tensiones de tipos, inestabilidad e incertidumbre….¿sólo por estos argumentos? Quizás, además, por la recuperación de los inventarios. Aunque nunca tengo del todo claro cuando los inventarios suben si esto es una buena o mala noticia. Buena, si es una decisión por parte de los promotores anticipando una mayor demanda en el futuro; mala, si simplemente es el resultado de una menor demanda.

Ayer los inventarios sobre ventas aumentaron en 6 meses desde los 5 meses de febrero.



Las ventas de viviendas usadas se han mantenido planas en marzo. Pero un recorte del 7.5 % anual.



Aunque, tras todos estos datos uno más que puede generar un fuerte debate: los precios de la vivienda nueva suben un 12.6 % en cifra anual y los de la vivienda usada al alza un 7 %.





En definitiva, menor actividad pero precios más altos. Puede ser un factor coyuntural (de hecho, yo también lo espero) pero esto comienza a ser una máxima al trabajar en los mercados. Precios al alza, actividad más limitada. ¿Y en la economía real? Dejando al margen el caso de la vivienda en USA, no es así. La economía se recupera en el Q2 tras el paréntesis del Q1. Veremos.



José Luis Martínez Campuzano

Estratega de Citi en España