La alemana Software que ayer tuvo un mal día por sus malas previsiones hoy vuelve a recaer tras sufrir una lluvia de bajadas de recomendación de brokers.